Una de las cosas más difíciles al comenzar con la impresión 3D, es aprender a calibrar tu impresora con precisión, por lo que mucha gente acaba pensando que su impresora 3D no funciona y la deja de lado, simplemente por la frustración. La mayoría de los usuarios no saben que, si calibran la impresora 3D de manera adecuada desde el principio, se van a poder a ahorrar tanto tiempo, como dinero.

Una vez que se tenga el conocimiento de cómo calibrar la impresora, los pasos restantes del proceso serán bastante similares.

La calibración permite que las impresoras 3D eviten escenarios desastrosos, ya que ayuda a garantizar que cada impresión salga exactamente con la misma precisión, independientemente del archivo  que sea utilizado.

Las impresoras 3D son máquinas relativamente complejas, por ende, la calibración no es una tarea de un sólo clic. Es recomendable reservar al menos media hora para realizar una pequeña inspección y solucionar los problemas que puedan surgir.

Otro punto a tener en cuenta es que todas las impresoras están calibradas de manera diferente. Por ejemplo, algunos equipos 3D tienen palancas de ajuste físico, mientras que otros se controlan completamente a través del software. Es por lo mencionado que, se debe tener por lo menos un conocimiento general para proceder, así como investigar un poco más del tipo de impresora 3D que se tiene, para que se pueda llegar a ser más preciso con las instrucciones o pasos a seguir.

Existen tres áreas principales de una impresora que requieren calibración: la extrusora, la placa base y los tres ejes. A continuación, explicaremos cómo se deben atender cada una de aquellas partes.

  • EXTRUSOR

Son dos los problemas principales que puede tener con el extrusor: El primero es la sobreextrusión, donde se usa demasiado filamento, y el segundo es la sub extrusión, donde se usa muy poco.

Sub extrusión

Para comprobar si una impresora 3D está sobre o por debajo de la extrusión, se deben hacer dos marcas en el filamento con una separación de 100 mm y alinear la marca inferior con la parte superior de la extrusora.  Si todo ha funcionado, la marca superior se alineará perfectamente con la parte superior de la extrusora.

Sobreextrusión

  • EJES X, Y, Z

Se utiliza un pedazo de cinta para marcar dos áreas separadas por 100 mm en la placa base. Se posiciona la boquilla sobre una, y se cambian los valores M92 para que la impresora se mueva 100 mm en la dirección correcta, para que se vea si termina exactamente sobre la cinta. Cabe resaltar que es probable que no sea perfecto en el primer intento, pero se deben ajustar los valores M92 para los ejes X e Y hasta que la impresora 3D funcione perfectamente.

Cubo de calibración para ejes x,y,z

  • LA PLACA BASE

Algunos de los detalles que pueden delatar el presentar problemas con la placa base son: capas demasiado delgadas o filamento acumulado alrededor de la boquilla. Por lo tanto, se debe nivelar la placa base, para que de esta manera pueda asegurarse de que la boquilla esté a la misma distancia de la base en todo momento.

Primero se debe proceder a centrar el cabezal de impresión, después la tarjeta de índice se debe colocar entre el cabezal de impresión y la placa base. Al editar la variable de parada final del eje Z, se puede ajustar la distancia de la cabeza desde la base.

Tarjeta de índice de calibración

Es importante señalar que la gran mayoría de impresoras 3D poseen tornillos que se pueden girar en cada esquina, los mismos deben ser ajustados hasta que se sienta una ligera resistencia cuando se intente mover la tarjeta de índice.

Las impresoras 3D pueden llegar a ser muy difíciles de entender. Existe una amplia variedad de opciones para comenzar a manejar con éxito un equipo 3D, es por lo que, se debe poseer al menos un conocimiento ligero de lo que significa la calibración, y porqué es tan importante para el desarrollo de proyectos que involucren este tipo de tecnología.

Share This
TRESDE DENTAL