Europa ha sido golpeada fuertemente por la pandemia del coronavirus. La producción ha disminuido considerablemente, cada vez son más consorcios y fábricas decidiendo detener sus operaciones totalmente. Tenemos una crisis no solo en nuestra salud, sino también en nuestra economía.

Producciones suspendidas, problemas con deliveries

El coronavirus ha resultado en una gran baja para la industria automotriz. Este sector, particularmente, depende de fábricas extranjeras que han detenido su producción. Hemos visto a grandes del rubro como Volkswagen suspender sus plantes en Poznań, Swarzędz y Września. Michelin ha parado la producción de su fábrica en Olsztyn. Lamentablemente, casos así también existen fuera de la industria automotriz.

En distintas partes de Europa muchos centros de trabajo no-esenciales fueron clausurados. Esto, inevitablemente, causa daños a la exportación/importación de bienes y componentes.

¿Cómo la impresión 3D puede ayudar a las empresas de manufactura?

Por años la tecnología de manufactura aditiva ha sido usada por compañías alrededor del mundo. En sí, esta práctica no es nueva, pero lo que sí es nuevo es las áreas donde está entrando. Parece ser un buen momento para que estas compañías consideren la impresión 3D como una opción confiable.

Producción de piezas con fines ingenieriles

Repuestos impresos en 3D en caso los proveedores fallen

Fronteras cerradas, dificultades en la logística o recorte de personal son factores que pueden causar producciones más lentas. Las pérdidas asociadas no pueden ser evitadas en su totalidad, pero pueden ser reducidas imprimiendo los repuestos faltantes con tecnología 3D.

Mantener la línea de producción

Ahora que muchas industrias han pausado sus negocios con fábricas extranjeras, el uso de impresoras 3D industriales en una organización puede ayudar a mantener una producción continúa. Electrolux, Panasonic y Hoover son algunos ejemplos de compañías que han empezado a implementar piezas 3D en sus productos y accesorios.

Producción de piezas finales

Cada vez vemos más situaciones donde las piezas 3D se vuelven parte del producto acabado. Antes, solían ser usadas solo en prototipos, pero con materiales como ULTEM o PEEK, estas partes se vuelven capaces de soportar grandes cantidades de peso y aguantar más usos, cumpliendo así los estándares de esta tecnología. Para consorcios de gran tamaño, puede ser la opción perfecta para evitar problemas o barreras en la logística.

Reduce el costo de producción

Hasta hace poco, la impresión 3D era usada solo para prototipos rápidos de modelos. Ahora, nuevos materiales nos dan la opción de tener piezas funcionales y necesarias de una forma mucho más barata.

La impresión 3D no solo acelera la producción de nuevos productos o piezas faltantes. Una de sus ventajas más grandes es reducir el tiempo de producción y también sus costos. En estos tiempos donde el funcionamiento y disponibilidad de muchas fábricas es irregular, esta solución parece ser la más económica.

Producción en serie de impresión 3D

Impresión 3D, la solución a falta de suministros importados

Hace sólo unos cuantos años, la impresión 3D parecía una tecnología de moda. Ahora, el uso de estas impresoras es común y válida como alternativa a los métodos convencionales de producción. Al usar esta tecnología, es posible imprimir repuestos para maquinas usadas en fábricas, componentes para carros, aviones o bicicletas. Hay una infinidad de ejemplos de componentes hechos con impresión 3D.

Precio final de impresiones 3D vs producciones tradicionales

En tiempos de déficit económico, el precio final del elemento impreso es mucho más bajo comparado a la vía de producción tradicional. Por ende, le garantiza a la compañía ganancias y un retorno rápido de la inversión.

Las compañías que aún no están convencidas del poder de las partes impresas en 3D pueden hacer un pedido de prueba a entidades especializadas en servicios 3D. Esto les permite conocer de primera mano los resultados, sin comprometerse a comprar las impresoras necesarias. Además, muchas de estas entidades cuentan con profesionales que pueden guiar y recomendar las mejores opciones para las necesidades de la empresa. Resulta clave saber adoptar y sacarles provecho a estas nuevas tecnologías para poder manejar con mayor tranquilidad tiempos difíciles como los que vivimos ahora.

Manufactura digital vs Manufactura Tradicional

La impresión 3D apoya la industria global

Es cierto que la impresión 3D todavía no puede reemplazar por completo los métodos tradicionales, pero en las situaciones difíciles que tenemos hoy en día, vale la pena explorar sus posibilidades. Con la ayuda de la tecnología 3D, emprendedores pueden cubrir las carencias en suplementos y continuar la producción, resultando así en más trabajos y en un impacto positivo en la economía.

Share This
TRESDE DENTAL