Durante nuestras impresiones tal vez notemos que mientras la boquilla de la impresora viaja de punto A a punto B, esta misma deja un pequeño hilo de filamento en su camino. Este es un exceso de material que termina haciendo que nuestros modelos se vean peludos o llenos de pelusas. Esto se considera una forma de sobre-extrusión que en sí no afecta nuestra impresión y que resulta muy fácil de remover con herramientas de calor. Sin embargo, es un paso más de acabado que podemos evitar totalmente.

La retracción es una propiedad que busca eliminar este efecto indeseado, haciendo que el filamento se retraiga cuando la boquilla viaje de punto a punto. Esto evitará que el exceso de material sea expulsado por el extremo caliente. Esta función es una que puede ser customizada y programada en el proceso de preparado de nuestros modelos, y que puede incluso evitar más problemas relacionados a la impresión, tales como bultos o excesos en ciertas capas.

 

Distancia de retracción

La distancia de retracción es una propiedad que podemos customizar para alcanzar nuestros resultados deseados. Básicamente significa qué tan retraído será el filamento antes de mover la boquilla. A mayor distancia, menor la posibilidad de dejar hilos en su camino.

Sin embargo, es importante buscar la distancia exacta y no pasarse de ella, ya que sobre-extraer el filamento puede causar atoramientos en las partes posteriores. La distancia ideal depende de cada equipo y la configuración de su extrusor. Usualmente se encuentra entre 2 a 7mm, pero lo recomendable es ir probando en incrementos de 1mm hasta alcanzar la configuración óptima.

 

Qué es la retracción y como afecta a la calidad de las impresiones. –  3Dprint.pe

Sistema extrusor de una impresora FDM

 

Distancia mínima

Si la retracción estuviera activa todo el tiempo, los filamentos estarían entrando y saliendo sin parar, lo que aumenta considerablemente la posibilidad de atorar la boquilla. Para evitar este problema existe una funcionalidad más: la distancia mínima. Esto le indica a nuestra impresora cual es la distancia mínima de recorrido que tiene que darse para que la retracción empiece a trabajar.

Esta configuración también depende de un fino balance como en los puntos anteriores para alcanzar su funcionalidad óptima, y este balance podría variar dependiendo del modelo que queramos imprimir. De igual manera, la configuración recomendada suele encontrarse entre 1-2mm.

 

Velocidad de retracción

La velocidad nos indica a qué velocidad será retraído el filamento antes de moverse. Este punto afecta dos aspectos fundamentales: la velocidad total de la impresión y la efectividad de la retracción. Como en el punto anterior, encontrar un balance óptimo será lo más importante.

El movimiento tiene que ser lo más rápido posible para frenar la caída del exceso de filamento, pero ir muy rápido podría romper el filamento dentro del extremo caliente y causar aún más problemas. Como en la descripción anterior, recomendamos ir incrementando la velocidad cada 5mm/s hasta llegar a la velocidad funcional más rápida posible. Usualmente este valor se encuentra entre 30 a 60 mm/s

Retracción impresión 3D – jfetronic: Electrónica y más

Errores a evitar controlando la velocidad de retracción

 

 

Share This
TRESDE DENTAL