¿La impresión 3D es segura?

Cuando hablamos de seguridad en las impresiones 3D, lo primero que se nos puede venir a la cabeza son incendios o descargas eléctricas. Sin embargo, mucho se habla también de las partículas generadas por estas máquinas y los compuestos orgánicos volátiles (COV).

¿Cómo nos afectan estas emisiones? En el siguiente artículo le contaremos todo al respecto, incluyendo los malentendidos más comunes. También le dejaremos unos cuantos tips para hacer de su espacio de impresión 3D un lugar seguro.

Impresora 3D FDM cartesiana abierta

 

Hechos vs. Ficción

Ficción: Las impresiones en PLA son totalmente seguras sin necesidad de un sistema de ventilación.

La verdad es que el PLA es mucho más tóxico que los ABS por unidad de partícula generada. Sin embargo, de estar en la misma temperatura, el PLA no genera tantas partículas como ABS, lo cual suele ser la raíz de la confusión en este aspecto.

En otras palabras, imprimir en temperaturas altas tiene a soltar una mayor cantidad de partículas ultrafinas y COVs. Ya que el PLA es impreso en temperaturas más bajas que ABS, no suelta más toxinas en total.

Ficción: Si no huele mal, no es dañino.

Lamentablemente, esto es falso. Muchas de los compuestos orgánicos volátiles y las partículas ultrafinas que provienen de la impresión 3D no tienen un olor particular o fuerte. Qué tan fuerte es el olor no tiene correlación con lo dañino que puede ser. Dicho eso, si en efecto SÍ llega a oler vapores tóxicos saliendo de su impresora, sin duda está respirando partículas que podrían ser dañinas para su salud.

Ficción: La impresora debe ser ventilada al aire libre, de lo contrario no puede ser filtrada.

De hecho, muchas impresoras 3D no son ventiladas al aire libre debido a que el calor de la cámara se pierde cuando se hace esto, incrementando las chances de deformaciones u otros efectos no deseados.

Ficción: Los filtros HEPA no filtran nano partículas generadas por las impresoras 3D.

Los filtros HEPA sí son capaces de filtrar nano partículas generadas por las impresoras 3D, a pesar de que su clasificación sea para partículas más grandes que las ultra finas.

Ventilación en una impresora FDM

 

Emisiones

Partículas

Debido a la forma en la cual las impresoras FDM y SLA solidifican el plástico, siempre habrá partículas ultra finas generadas en el aire que pueden ser fácilmente aspiradas en el proceso. Debido a su tamaño, es imposible verlas, y esto es precisamente lo que las hace tan peligrosas.

Compuesto orgánicos volátiles (COV)

Los COVs son vapores que pueden ser olidos cuando una impresora 3D trabaja con ciertos filamentos, como los ABS. Otros COVs, por ejemplo, se dan en fogatas, cuando se quema plástico o cuando la pintura está secando. En sí, no son extremadamente peligrosos, pero estar expuestos a ellos día tras día si puede generar daños y enfermedades.

Emisión de partículas durante impresión 3D

 

Soluciones

Por suerte, muchos de estos daños puede ser evitados con las medidas correctas. A continuación, le detallamos posibles soluciones a este problema.

Encerrar la impresora

Tener la impresora en un ambiente sellado dentro de la oficina puede ayudar a que estos humos o partículas no salgan del área de impresión. Claro está que, a no ser que el área este perfectamente sellada, varias de estas partículas aún pueden escaparse. Lo importante es que al hacer esto, la cantidad de compuestos tóxicos que podemos respirar se reduce enormemente, y muchas de estas partículas terminan en los sistemas de ventilación.

Usar un filtro para partículas y COVs

La segunda forma de reducir estas emisiones es utilizar un filtro dentro de las áreas designadas descritas anteriormente para que estas partículas sean absorbidas del todo. Es importante tener en cuenta qué tipo de emisiones se quieren filtrar, ya que hay equipos especiales para cada una. Además, los rangos de precio van desde lo casero hasta lo más caro.

Ventilar los vapores al aire libre

Esta opción puede evitar considerablemente el contacto con estas partículas, pero no es recomendada para todos los casos. Lo que sucede con este método es que, al estar al aire libre, la impresora pierde calor más fácil, lo cual complica mucho el proceso de impresión en filamentos ABS, por ejemplo, llevando a deformaciones y efectos no deseados.

Sistema de ventilación/extracción para una impresora 3D

 

Tipos de filtro

Ahora que sabemos lo importante que es tener un filtro para nuestras impresoras 3D, ¿qué opciones hay en el mercado? En resumen, para filtrar tanto partículas como COVs necesitará dos tipos de filtros.

Nótese que esto aplica tanto para impresoras FDM como SLA, a pesar de que las emisiones de cada equipo sean distintas en cantidad: Las impresoras SLA tienen a soltar más COVs, mientras que las impresoras FDM sueltan más partículas ultrafinas.

Filtro HEPA o filtro MERV de alta clasificación (MERV 17 o más)

Estos tipos de filtros remueven partículas ultrafinas

Filtros de carbono activados

Estos tipos de filtro remueven COVs

Es importante mencionar que tanto los filtros HEPA/MERV o de carbono activado vienen en distintas formas y tamaños. Aun así, son una solución muy simple para deshacernos de estas partículas. Los filtros HEPA, por ejemplo, reducen hasta en un 99.97% estas emisiones.

Otro dato positivo es que, a pesar de la creencia de que estos filtros no pueden captar partículas más pequeñas que 0.3 µm, la realidad es que sí pueden ser filtradas y en gran cantidad, gracias a la moción Browniana.

Así que, si desea mantener el calor de sus equipos 3D y tener un ambiente seguro, estos tipos de filtro son su mejor opción.

Share This
TRESDE DENTAL