Los avances tecnológicos que ha traído la impresión 3D han cambiado las estructuras tradicionales de distintas industrias. Una de las que más se ha beneficiado de estos avances es la industria automotriz, la cual es capaz ahora de fabricar prototipos de forma rápida, de producir las piezas finales de múltiples vehículos y hasta imprimir en 3D vehículos completos.

Si bien la industria automotriz adoptó tempranamente la tecnología de impresión 3D, recién en los últimos años es donde hemos visto una amplia gama de oportunidades abrirse. Por ejemplo, la tecnología de impresión FDM permite producir una gran variedad de partes que cumplan con las propiedades mecánicas necesarias. Y mientras más oportunidades se hacen disponibles, más creativos se ponen los diseñadores e ingenieros que están en la vanguardia de estos cambios en la industria.

A continuación, les presentamos unos cuantos ejemplos de dichos avances:

 

Partes impresas en 3D de uso final

Los primeros usos de la impresión 3D en la industria automotriz se limitaban a fabricar prototipos. Ahora, sin embargo, imprimir piezas listas para un uso final es una realidad. Los grandes del mercado, tales como BMW, Ford o Volkswagen, ya le dan amplio uso a la impresión 3D para generar piezas de forma eficiente y sin mayores desperdicios en la producción.

 

Ejemplo del uso de impresiones 3D en automóviles

 

Materiales de alto rendimiento en la producción de vehículos

Una de las tecnologías predominantes en la industria es la FFF (Fused Filament Fabrication o Fabricación de Filamentos Fusionados). Esta tecnología nos permite usar distintos tipos de materiales con propiedades similares y fusionarlos para crear las piezas que se requieran. Esto evita pausas en la cadena de producción y elimina la necesidad de proveedores externos.

 

Impresoras de uso industrial en la fabricación de camiones de bomberos

La compañía Bocar se especializa en la fabricación de vehículos para bomberos. Su uso de la tecnología de impresión 3D resulto ser muy fructífero, ya que lograron crear prototipos y posteriormente un modelo funcional de un colector extruido a escala 1:1. Contar con esta tecnología les permitió ahorrar lo que hubiera sido meses de producción, sin contar, además, que estas nuevas piezas ya no requerían soldaduras manuales. Todo esto combinado resultó, finalmente, en sistemas hidráulicos precisos y con el número de posibles fallas reducido.

 

Recolector de un camión de bomberos (impreso en rojo)

 

Auto de carreras construido con tecnología de impresión 3D

Un gran logro dentro de la industria fue llevado a cabo por estudiantes polacos al crear un auto de carreras eléctrico, llamado AGH Racing RTE 2.0 “LEM”, el cual consistía de múltiples elementos impresos en 3D. Para este logro se utilizó tecnología de punta en el mercado. Entre los elementos impresos encontramos carcasas de paquetes de baterías elaborados con material inflamable. Otros elementos creados fueron de carácter aerodinámico.

 

Los avances hechos dentro de la industria automotriz por las tecnologías de impresión 3D son innegables. Cada vez más se hace realidad el concepto de desarrollo dinámico dentro del mercado. Ahora vemos compañías cooperando con los fabricantes de impresoras y filamentos para descubrir mayores y mejores soluciones, para mejorar las propiedades de los materiales e incluso para mejorar el mismo software que se usa para diseñar estas piezas. Ahora, la mira está puesta en distintas industrias similares, tales como la aviación.

Share This
TRESDE DENTAL