El uso de la tecnología 3D en la industria de la moda ha ido en aumento en los últimos años. La impresión 3D se utiliza durante el proceso creativo, para la creación de prototipos o incluso para la producción. La fabricación aditiva otorga una amplia gama de posibilidades y fascina a algunos diseñadores en la industria de la moda. Desde los inicios del 2010, los equipos 3D se han vuelto cada vez más accesible, y ahora permiten realizar nuevos experimentos creativos, cuyos resultados aparecen en numerosos espectáculos de pasarela y ofrecen a los consumidores una innovativa solución de personalización en masa.

La impresión 3D puede ampliar de manera significativa el número de posibilidades creativas para el diseño de moda. Al poder crear formas sin moldes, permite producir elementos de una complejidad extrema que de otra manera no se podría alcanzar. Sin embargo, la rigidez que poseen los materiales de impresión 3D existentes no permite, por el momento, que estas creaciones se vean fuera de los desfiles, galas y museos. Además, la impresión de estas piezas todavía lleva mucho tiempo, sin mencionar el ensamblaje de las diversas piezas que componen la prenda, una vez que se ha impreso.

Los principales tipos de piezas que pueden ser creados con una impresora 3D en el mundo de la moda actualmente, son los siguientes:

  • PIEZAS INTEGRALES

La fabricación aditiva se aplica fácilmente a creaciones en esencia rígidas y que poseen formas geométricas, en lugar de prendas flexibles. Por lo tanto, las primeras piezas impresas en equipos 3D fueron piezas «integrales», como la presentada por la diseñadora holandesa Iris van Herpen durante el desfile de moda «Crystallization» (2011), producidas en colaboración con el arquitecto londinense Daniel Widrig. Las piezas se imprimieron utilizando impresoras 3D SLS (sintonización selectiva por láser).

Modelo de Iris van Herpen en Crystallization

  • MALLAS

Hoy en día, para superar la restricción de rigidez, la mayoría de las prendas impresas con equipos 3D se construyen utilizando sistemas de malla, como se ve en las colecciones del diseñador Danit Peleg desde el 2015. El caso de Peleg se destaca debido a que el diseñador utilizó impresoras 3D domésticas para imprimir toda su colección.

Peleg encarna el aspecto de la cultura del hacer, donde el énfasis está en «un uso innovador de la tecnología que alienta la invención y la creación de prototipos». Cuando se trata de la industria de la moda, la aplicación directa de este movimiento sería la impresión con tecnología 3D de ropa en casa, reduciendo los plazos de entrega, pero requiriendo ciertas habilidades en el diseño de productos para crear modelos 3D únicos.

Además, cabe resaltar que la NASA también está trabajando en ello, con el proyecto de imprimir una capa de malla 3D para cosmonautas.

Diseño de mallas de Danit Peleg

  • ADORNOS

La tecnología 3D se puede utilizar en la creación de adornos para textiles tradicionales, al igual que la ropa impresa en 3D desarrollada por la joven diseñadora Anastasia Ruiz en colaboración con Sculpteo. Desde botones y anillos, hasta artículos de cuero, los equipos 3D permiten principalmente el uso de material de impresión 3D de TPU (poliuretano termoplástico) y otros polímeros como la poliamida.

Más recientemente, la diseñadora Iris van Herpen, imprimió en 3D los adornos de uno de los vestidos presentados en la Semana de la Moda de París 2018. Herpen utilizó la técnica PolyJet, que permite crear piezas de resina de alta calidad, con una superficie lisa.

Otra técnica que utilizó Iris fue el Foliage. En colaboración con la Universidad de Tecnología de Delft, la técnica se utilizó para imprimir patrones en forma de hoja de hasta 0,8 mm. Un vestido se colocó en la impresora 3D para imprimir directamente sobre la tela, creando una suavidad excepcional. Para hacerlo, los investigadores desarrollaron un modelo paramétrico para traducir patrones 2D en datos 3D. Tres variaciones de este material fueron alteradas en el nivel de gota, logrando el color y la transparencia.

Modelo impreso en 3D de Iris van Herpen

  • ARTÍCULOS DE CUERO Y ACCESORIOS

Más allá de la fabricación de adornos, la impresión 3D también ahorra tiempo y dinero en la producción de piezas metálicas de artículos de cuero. Esto permite producir bajo demanda, probar nuevas piezas rápidamente, pero también reducir costos: como la impresión 3D sólo utiliza el material necesario, no genera residuos. Esto es extremadamente útil cuando se trata de impresión 3D en metal, ya que los materiales utilizados pueden ser bastante costosos. Una buena manera de minimizar los gastos es usar tecnologías como la inyección de aglomerante de metal, que puede imprimir acero inoxidable a un costo reducido.

  • ACCESORIOS

Ya sea para imprimir la totalidad o solamente partes de un producto, la fabricación de aditivos es la adecuada y preferida para la creación y producción de accesorios de moda, especialmente para gafas o paraguas. También se usa ampliamente para la bisutería, como se ve en colaboraciones entre marcas de lujo como VOJD Studios (LOEWE, Alexander Mcqueen, entre otros).

Lentes de VOJD Studios impresos en 3D

  • JOYERÍA

Además del uso de bisutería, la impresión con tecnología 3D se utiliza de dos maneras diferentes en joyería:

  • Prototipado: producción de moldes para piezas complejas y técnicas. Las marcas como Cartier o Goossens, utilizan impresoras 3D para ahorrar tiempo y reducir costos.
  • Producción directa: Desde el 2011, la marca Gemmyo ha utilizado equipos 3D para producir las partes más simples rápidamente y reducir los costos de almacenamiento. Al principio, todas las joyas vendidas en su sitio web eran imágenes generadas por computadora de joyería modelada en 3D, sobre las cuales los clientes podían hacer su elección. Luego, bajo pedido, las joyas fueron impresas en 3D. Hoy en día, la firma vende principalmente joyas ya producidas, en sus tiendas físicas y en su sitio web.

Joya impresa en prototipo (azul) y directamente

  • RELOJERIA

En la industria relojera, la impresión 3D puede ser utilizada para la creación de prototipos, pero también para la fabricación en sí misma, tal y como se ve en uno de los últimos modelos de relojes de la marca Panerai “Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT Titanio”, el cual fue impreso con ayuda de tecnología 3D, a través de la técnica Direct Metal Laser Sintering (DMLS).

Luminor 1950 Tourbillon GMT siendo impreso

  • ZAPATOS

En cuanto al calzado, la impresión 3D es ampliamente utilizada por las marcas de zapatillas de deporte: Nike, Adidas, New Balance o Reebok, por nombrar algunas, las principales marcas lo han probado con diferentes grados de éxito. Uno de los principales intereses de la tecnología reside en las posibilidades de personalización. A diferencia de las técnicas tradicionales, la impresión 3D permite atender las necesidades específicas de cada cliente imprimiendo cada suela de acuerdo con el pie del usuario.

Modelo Flyprint de Nike impreso en 3D

  • MAQUINARIA PARA REPUESTOS

Muchas partes de las máquinas de coser industriales y otras máquinas usadas para hacer ropa, son muy caras o, para algunos, ya no se producen. Algunas casas de lujo están utilizando actualmente el servicio de impresión 3D para reemplazar piezas como los soportes de máquinas de coser hechos a medida.

En la actualidad, las empresas están trabajando en el desarrollo de impresoras 3D textiles. Este es el caso de la compañía Tamicare, fundada en 2013, la cual lanzó una versión de prueba beta de su impresora textil (en Kickstarter), que roció una solución de nailon en un molde de metal, donde las fibras podrían agregarse juntas. A pesar del potencial de la tecnología, los “tejidos” impresos aún no duran mucho y no se permite lavarlos.

La impresión 3D tiene tanto pros, como contras. Sin embargo, como se puede apreciar, los esfuerzos por continuar desarrollando herramientas 3D en el ámbito de la moda, son increíbles. La tecnología 3D tiene un amplio futuro en manos de los diseñadores y entusiastas que confían en los equipos 3D para poder desarrollar sus ideas y proyectos más descabellados.

Share This
TRESDE DENTAL