El mundo de la impresión 3D suele traer consigo tecnologías que expanden la creatividad, y el lapicero 3D no es la excepción. En el siguiente artículo le contaremos un poco más sobre cómo utilizar este innovador producto.

¿Qué es un Lapicero 3D?

La forma cómo funciona un Lapicero 3D es casi idéntica a una impresora 3D. Ambos equipos expulsan filamentos previamente calentados como material para crear el modelo, solo que dónde las impresoras usan software para guiar sus movimientos, el Lapicero 3D depende enteramente su mano.

¿Cómo funciona?

Dentro del lapicero se genera la temperatura adecuada para llevar al punto donde se derriten estos filamentos plásticos. Al salir, serán suaves y tomarán la forma que usted le dé, pero después de unos cuantos segundos se endurecerán.

Usos de un Lapicero 3D

El primer uso que salta a la vista es dibujar con plástico en un espacio 3D. El material que se usa es muy suave y puede adaptarse a la mayoría de superficies y formas. Pero también encontramos formas más cotidianas como crear detalles en objetos decorativos, modificar diseños ya hechos y hasta repararlos.

¿Cómo usar un Lapicero 3D?

Antes de empezar a ponernos creativos, tenemos que preparar adecuadamente nuestro lapicero.

Primero, conectamos el lapicero a una fuente de poder y lo prendemos.

Segundo, elegimos un tipo de filamento. El lapicero 3D que tenga probablemente funcione con unos cuantos filamentos específicos. Los más comunes son el PLA, ABS y PCL.

Luego, ajuste la temperatura. Recuerde revisar el tipo de filamento que usa y a qué temperatura debe estar para que el material sea expulsado correctamente. En este proceso usualmente se espera un rato a que caliente el lapicero. Muchos modelos tienen una luz que indica cuando está listo.

A continuación, inserte los filamentos en el puerto de entrada. Asegúrese de cortar la punta derretida de los materiales que ya han sido usados. Esto previene que el lapicero se atraque en usos posteriores. Una vez que está todo cargado, aprieta el botón de expulsión. Es aquí donde escuchara al motor interno trabajando.

Finalmente, elija la velocidad con la que trabajará. Esto depende del tipo de diseño y forma en la cual trabajará.

Métodos para practicar

1. Utiliza tu lapicero 3D como uno tradicional 

Aunque hacer un dibujo 2D con un lapicero 3D suene contra intuitivo, este ejercicio resulta muy bueno para acostumbrarse a la tecnología. Además, el dibujo puede recogerse una vez terminado.

Nuestra recomendación es guiarse de un sketch o esténcil. Si no cuenta con dibujos propios, en Internet hay muchos disponibles.

Empiece expulsando un pequeño punto en el dibujo, el cual servirá como ancla para nuestros próximos movimientos.

Siga la forma del diseño teniendo la punta del lapicero cerca al papel, de tal forma que el plástico derretido se presione un poco ante la superficie antes de enfriarse. Mientras más caliente salga, mejor se pegarán los filamentos. Es mejor buscar una buena adhesión ya que muchos filamentos tienden a encogerse y distorsionar un poco la forma.

Cuando termine cada línea, bote un poco más de plástico al final sin quitar el lapicero. Espere unos segundos y aléjelo del papel. Esto dejará un pequeño punto de plástico saliendo del diseño, el cual puede suavizar con la punta caliente del lapicero. De igual manera, cuando quiera juntar 2 líneas, deje el lapicero un rato sobre el punto de encuentro para que se adhieran correctamente entre sí.

Una vez terminado, proceda a remover el diseño del papel. Para perfeccionar su modelo, puede usar una tijera para recortar los bordes ásperos. Si desea suavizar aún más el diseño entero, puede meterlo a un horno por unos minutos (320 °F/160°C para PLA, 225°F/106°C para ABS).

2. Crea piezas 3D con tus dibujos en 2D uniéndolos con el lapicero

El siguiente paso es dibujar en 2D las piezas de un modelo 3D como, por ejemplo, un puente. El método es similar. Lo que queremos es dibujar en 2D y ensamblar en 3D.

Para esto, tenemos que buscar puntos de unión entre nuestros sketches. Dejamos el lapicero unos segundos en estas intersecciones para crear adhesión. En caso queramos asegurar que las partes estén totalmente unidas, podemos recorrer con el lapicero todas las superficies contiguas.

Una vez terminado el diseño, es recomendado buscar puntos débiles en la estructura y reforzarlos. Para perfeccionar el modelo, use un cuchillo para recortar bordes ásperos como en el ejercicio anterior. Eso sí, no suavice en un horno la superficie de su modelo ya que el calor puede comprometer la estructura construida.

3. Dibujo a mano libre en 3D

Dibujar a mano libre en un espacio tridimensional vacío es una de las cualidades más llamativas del lapicero 3D. Sin embargo, se requiere de mucha práctica para tener buenos resultados. Recomendamos que experimente con esta forma de dibujo, pero no se desaliente si los resultados no son ideales al principio.

Para empezar un sketch en 3D, necesita un punto de anclaje sólido para su diseño. Deje un punto grande de plástico en la superficie. A continuación, levante el lapicero muy lentamente. La velocidad con la que mueva su mano tiene que ser similar a la velocidad de expulsión del lapicero.

Para hacer una línea recta, eleve cuidadosamente el lapicero y al finalizar jálelo un poco. Esta ligera tensión hará que la línea se mantenga recta mientras se enfría. Para mantener la dureza de sus diseños al incluirle más piezas, puede soplar el plástico para que seque más rápido o tener un ventilador cerca mientras dibuja. Si al finalizar queda hilos o puntos saliendo de su diseño siempre puede cortarlos usando unas tijeras.

Para hacer curvas, siga la misma dinámica, pero deteniéndose en el trazo de la forma más seguido. Las curvas son más complicadas porque requiere mayor paciencia y más puntos de anclaje para que el peso no le gane a la estructura.

Recuerde, lo más importante es saber intuitivamente los tiempos en los cuales seca el filamento y qué tan rápido se expulsa del lapicero. Esto puede tomar mucha práctica de prueba y error.

Share This
TRESDE DENTAL