Inicios

Oechsler es una empresa alemana fundada en 1864. Desde sus inicios como una fábrica de botones, se enfocaron en la creación de partes y tecnologías plásticas, brindando servicios y materiales a miles de negocios en sus largos años de trayectoria. Saber adaptarse a los cambios y estar un paso adelante es probablemente uno de los factores principales de su longevidad, y es gracias a eso que encontramos actualmente sus servicios de impresión 3D de polímeros robustos.

 

Ejemplos de prototipado en 3D

 

Oechsler estuvo presente en los primeros años de la impresión 3D, cuando no era más que una herramienta para prototipar de forma rápida. Hace 15 años, el potencial de cambiar industrias no estaba tan presente como ahora, así que la compañía siguió enfocándose en los procesos de moldeo por inyección, manteniéndose atenta a los desarrollos de la impresión 3D. Esto se mantuvo así hasta el 2016, donde una alianza con otra compañía les cambió la perspectiva.

 

Alianza Oechsler – Carbon

Dicha compañía es CARBON, la cual se especializa en la impresión 3D de polímeros AM. La intención que tenían era poner a prueba qué tan escalable era su producción, así que la alianza con la internacional Oechsler fue de gran beneficio para ambos lados. Los atractivos centrales eran claros: esta nueva tecnología le permite a ingenieros y diseñadores iterar de forma rápida, entregar proyectos con menos riesgos y experimentar con formas irreplicables en otros métodos. Además, el material tiene propiedades mecánicas excelentes y puede producir partes de alta densidad.

Es así como, con una fuerte ambición guiando ambos lados, se juntan Oechsler y Carbon para crear la fabricación en serie más grande basada en la manufactura aditiva de polímeros.  Actualmente cuentan con 150 impresoras 3D a nivel global que llevan produciendo más de 1 millón de componentes impresos desde el 2019. Esto no se hubiera logrado sin un intercambio libre de descubrimientos y, sobre todo, confianza entre ambos lados.

 

Impresora 3D M2 de la marca CARBON3D

 

Pero no es un camino sin problemas. Para escalar toda esta operación y mantenerla estable, era necesario replantear la cadena de procesos. Particularmente, todo lo que sucede antes y después de la impresión. Solucionar estas adversidades requirió de ambos equipos una profunda colaboración. Por suerte, las habilidades de ambas marcas eran compatibles: Oechsler se especializa en elevar producciones a grandes escalas, y a cubrir necesidades a través de varios países. Carbon, por otro lado, tiene íntimo conocimiento de la tecnología, con sus potenciales y limitaciones. El resultado final fueron fábricas re-diseñadas para funcionar alrededor de la manufactura aditiva.

 

Aplicaciones y características de la impresión 3D

Las industrias que reciben sus servicios van desde la automotriz y la industrial hasta sectores medicinales y deportivos. En cada uno de estos mercados han encontrado potencial para innovar y ofrecer partes con mejores propiedades mecánicas, de menor costo o de fácil producción.  El conocimiento de la impresión 3D de polímeros les permite identificar los mejores usos y beneficios de múltiples industrias y mantenerse competitivos. Además, no todo requiere una manufactura aditiva al 100%, ya que es común combinar este proceso con las tecnologías tradicionales de Oechsler, como el moldeo por inyección.

 

Impresión 3D aplicada a la industria automotriz

 

Cabe resaltar también que cuentan con una gran variedad de materiales a su disposición para las impresiones.  El poliuretano rígido, poliuretano flexible, poliuretano elastomérico, poliuretano de grado médico, epoxi, éster de cianato y silicona son solo unos cuantos que tienen a disposición. Este catálogo les permite cubrir una infinidad de necesidades a través de varias industrias.

Al final del día, esta alianza y sus logros respectivos son los primeros pasos en las fábricas del futuro. Ambos equipos están muy orgullosos de haber demostrado que sí es posible escalar operaciones como estas, con buenos resultados, y donde ganan todos los involucrados. Además, los métodos y tecnologías pueden ser aplicados para escalar más operaciones, reducir significativamente los tiempos de entrega y, finalmente, crear productos mucho más efectivos.

Share This
TRESDE DENTAL