En una reciente colaboración, la Solize Corporation y HP se han asociado con la automotora Nissan con la intención de fabricar partes de recambio utilizando la manufacturación aditiva como eje central del proyecto. Las partes serán específicamente para el Skyline GT-R R32, R33 y R34. Nissan ya ha tenido experiencia previa customizando automóviles con impresión 3D, pero esta vez el enfoque es distinto.

Es común que muchos repuestos sean difíciles de conseguir una vez que el vehículo ha sido descontinuado o si su línea ha sido mejorada en nuevas ediciones. Por suerte, este problema se puede resolver fácilmente gracias a la impresión 3D y la manufactura aditiva. En este proyecto, nombrado el NISMO Heritage Parts, se evaluó cuáles podrían ser las piezas ideales para replicar en 3D. El objetivo final es poder brindar soporte a distintas automotoras para elaborar estas piezas de forma eficiente, con alta calidad y resultados relativamente baratos.

 

Motor Toyota impreso en 3DImpresiones 3D para el motor de un auto.

 

El material usado para las piezas, específicamente arneses de protección, es el termoplástico HP High Reusability PA 11, el cual posee alta resistencia, excelentes propiedades mecánicas y mucha flexibilidad en su diseño. Uno de los aspectos más atractivos de este método de trabajo es poder contar con un inventario digital, donde las piezas se hagan por demanda y al instante, reduciendo a la par deshechos de material.

La esperanza de estas empresas es ver una rápida adopción de la manufactura aditiva y digital, ya que es una opción viable a largo plazo que promete acelerar las líneas de producción, replantear las cadenas de suministros y elevar la competencia de industrias como la automotriz.

Share This
TRESDE DENTAL